fbpx

AKZONOBEL | ATMÓSFERA

CONTEXTO
Cuando estaba por cumplir sus 90 años de historia, AkzoNobel necesitaba celebrarlo de una manera especialmente diferente, apelando a la emoción y al recuerdo de la gente.

NECESIDAD
Recorrer la historia completa de la empresa, viajando en el tiempo por los hitos y años más destacados. Reconocer a los colaboradores como protagonistas de los logros, pero también como un eslabón fundamental de su historia y de lo vivido dentro de la compañía.

ESTRATEGIA
Lo importante era descubrir el camino que le había permitido llegar al éxito. Se decidió construir un museo con paneles que recordaban fechas clave y compartir elementos emblemáticos de la compañía, que habían pertenecido a los colaboradores y que ellos mismos donaron para el museo. Allí también podía verse la evolución de la marca a través de publicidades gráficas y televisivas de diferentes épocas. Una lata gigante daba la bienvenida a los visitantes, y les mostraba cómo era la primera lata de pintura en una de sus mitades, y la lata más nueva en la otra.
Y el día de la inauguración se hizo un Family Day y una recorrida por planta.