Así trabajo yo…

“Llegué a BW a eso de las 9.35, casi no había gente. Y es que nadie ficha pues hay libertad horaria. Horario Flexible. El primero en entrar vestía bermudas, hawaianas y una remera cachivache. El atuendo es informal mientras sean formales las ganas de trabajar y la actitud (guardan pret a porter en el closet para visitar clientes). Ropa Informal. En la planta baja sonaban fuerte los teclados y clics de mouse: mitad producían palabras, mitad imágenes y los que no tecleaban estaban pensando. Trabajando con Libertad. En el piso de arriba convivían los obradores del asunto: administradores y comerciales, muchos de ellos fuera “en casa del cliente”. A eso de las 12.30 vi un éxodo masivo escaleras arriba. Gente que se iba a almorzar a la terraza, otros a su práctica de yoga in office. Actividades extra
laborales. Por la tarde, el área comercial traía entre manos la bendición de uno o varios hijos: nueva publicación o campaña. Y cuando llegaba el viernes, al caer el sol, declinaba la música de los teclados y se oía un “vamos cortando”. Buen Clima de Trabajo. La semana terminaba con el placer que da “ocuparse en algo que uno ama tanto”. Me convidaban a su tarde de After Office con fernet. Quedaba cerrada la oficina, abierta la coctelería.

Un best place to work.
O crónica de un espectador que no salía de su asombro