Medición y Diagnóstico de comunicación internaMedición y Diagnóstico

“Las organizaciones no ven las cosas como son, sino como las quieren ver”. Analizamos e identificamos objetivamente su organización, para planificar un trabajo eficiente de sus Comunicaciones Internas.

 

Consultoría y Estrategia en comunicación internaConsultoría
y Estrategia

“La Comunicación Interna tiene que estar al servicio del negocio”. Trabajamos y planificamos las acciones comunicacionales de su empresa en base a sus objetivos estratégicos.

 

Ejecución y Producción en comunicación internaEjecución
y Producción

Comunicación Interna no es una revista ni una Intranet”. Desarrollamos los medios y canales de Comunicación Interna para apoyar a la organización y su negocio.

Capacitación y Talleres en comunicación internaCapacitación
y Talleres

“Es equivocado pensar que toda la gente sabe comunicarse”. Encauzamos todo el potencial de la organización y sus líderes, para facilitar sus procesos de Comunicación interna.

Ver más

Somos especialistas en comunicación interna, la agencia y consultora líder, con mayor trayectoria del mercado Argentino y Latinoamericano. Tenemos más de 17 años de experiencia y capacidad para dar respuesta, con las mejores herramientas de comunicación interna, a las principales empresas de todos los sectores.

Clientes

Lo único inevitable es el futuro
El futuro es promisorio. El 98,4% de los referentes de las principales empresas consideran que las comunicaciones internas seguirán creciendo.

El futuro recién está llegando. Las prácticas más instaladas en las organizaciones son aún las más tradicionales. Los canales más utilizados siguen siendo los clásicos como el e-mail, las carteleras y la Intranet, y si bien se habla mucho de los nuevos medios como las redes sociales internas o la TV corporativa, su disponibilidad en las empresas es aún escasa, apenas en torno al 10%. Muchas prácticas de vanguardia basadas en desarrollos digitales chocan con limitaciones propias del tipo de trabajo a realizar: sólo la mitad de las empresas tiene a más del 60% de sus colaboradores con acceso a una computadora en la cual pueden recibir estímulos de comunicación interna, y apenas el 18% tiene a toda su gente on-line.

Así y todo, las redes sociales internas continúan acaparando los debates acerca de “lo que se viene”. En el Diagnóstico Comunicación Interna fue el canal más mencionado a la hora de considerar qué medios cobrarán más fuerza en los próximos años dentro de la empresa, y más de la mitad de los encuestados opinaron que su avance permitirá reemplazar el uso de otros canales, como el buzón de sugerencias, la cartelera, el e-mail o las publicaciones impresas y digitales.

Lo cierto es que el debate no pasa por “redes sociales sí o no”, sino por generar culturas que estén preparadas para una práctica de este tipo. Una “cultura 2.0”, que abrace el diálogo por sobre la comunicación unidireccional, que acepte las críticas y las utilice para mejorar, que conteste preguntas y dé la cara, una cultura abierta a la participación y al ejercicio de compartir. En una cultura así, los canales participativos como las redes sociales internas serán una consecuencia natural.

De todas maneras, el futuro de la comunicación interna no pasa por las innovaciones tecnológicas ni por las tendencias de vanguardia, sino por entender que el rol del referente de comunicación interna debe ser cada vez más estratégico y alineado con los objetivos del negocio. Pero sobre todo, pasa por comprender que su verdadera función es la construcción de conversaciones saludables dentro de la organización. Porque lo verdaderamente revolucionario es ser conscientes de que no existe un referente de comunicación interna. Que, en verdad, cada persona, cada miembro de la organización, es el referente y el responsable de la comunicación interna. Y que quien hoy llamamos responsable de comunicación interna debe convertirse en un facilitador para que eso suceda, como consultor interno. Caminando hacia ese lugar, la comunicación interna como disciplina será cada vez más relevante para la vida de las personas y para el desarrollo de las organizaciones.

Párrafo del libro “Radiografía de la comunicación interna